Bolitas de pollo

bolitas de pollo

Receta de Bolitas de pollo

Esta preparación es un infaltable en las fiestas y reuniones familiares. Las bolitas de pollo son un aperitivo crujiente y delicioso que a todos les gusta por su tamaño y sabor. Guarda esta receta en tu despensa y úsala para impresionar a tus seres queridos en una fiesta sorpresa.

¿Qué ingredientes necesitas para hacer bolitas de pollo?

Para preparar bolitas de pollo necesitas ingredientes fáciles de conseguir en el supermercado o en tu mercado local más cercano. Toma nota:

  • 1 ají
  • 3 huevos
  • 3 cebollas
  • 2 chiles verdes
  • Aceite para freír
  • 5 pechugas de pollo
  • 1 taza de pan rallado
  • 1 onza de salsa ranch
  • 1 taza de harina para todo uso
  • 2 tazas de queso cheddar, rallado

¡Enhorabuena! Ya tenemos todos los productos para hacer bolitas de pollo. La salsa ranch y el queso cheddar le darán una textura cremosa y exquisita. Ahora, vamos con la preparación.

Preparación de bolitas de pollo

  • Vamos a lavar suavemente las pechugas de pollo y, con un cuchillo afilado, cortar y desechar todos los pedacitos de grasa, huesos y restos innecesarios. Luego, enjuaga con abundante agua.
  • Ahora corta en pequeños pedazos las pechugas y colócalas en un procesador de alimentos. Procesa hasta lograr una pasta suave de pollo. De esta manera será más fácil manipularlo para hacer las bolitas más adelante.
  • ¡Perfecto! En una tabla para picar, vamos a cortar finamente las cebollas, el ají y los chiles verdes sin las semillas.
  • En un tazón grande vamos a mezclar la pasta de pollo que hicimos anteriormente con las cebollas, el ají, los chiles verdes, el queso cheddar y la salsa ranch. Revuelve vigorosamente para que todos los ingredientes se integren perfectamente.
  • Después de mezclar todos los productos debemos tener una masa suave y cremosa.
  • Ahora, con esa mezcla, vamos a formar bolitas del tamaño de un bocado. También puedes ayudarte con una cucharita.
  • Coloca las bolitas de pollo en un plato grande, luego cúbrelas con papel plástico y llévalas a la nevera. Deja enfriar las bolitas 2 o 3 horas, así tendrán una textura firme.
  • Después de las 3 horas, saca de la nevera el plato con las bolitas de pollo.
  • Mientras, calienta el aceite en una sartén grande y profunda, hasta que un termómetro de cocina indique 375 °F (190 °C).
  • Bate los huevos y colócalos en un tazón. Pon la harina en un plato, al igual que el pan rallado.
  • Busca las bolitas y, una por una, pásalas primero por la harina y sacude el exceso. Luego sumérgelas en el huevo batido y, por último, ruédalas en el pan rallado.
  • Coloca las bolitas empanizadas en un plato hasta tenerlas todas empanadas.
  • ¡Muy bien! Ya el aceite debe estar a la temperatura indicada. Fríe las bolitas de pollo hasta que estén doradas, aproximadamente 1-2 minutos.
  • Transferir las bolitas de pollo fritas a un plato forrado con papel absorbente para eliminar el exceso de grasa.

¡Listo! Ya tienes unas crujientes y suculentas bolitas de pollo. Acompáñalas con salsa rosada, salsa agridulce o aderezo de queso azul.