Muslos de pollo al limón

Muslos de pollo al limón

Receta de Muslos de pollo al limón

Una receta crujiente, dorada y sumamente aromática. Los muslos de pollo al limón son uno de esos platillos que nunca le puedes decir no. La mezcla de hierbas frescas, el ácido del limón, su perfume cítrico y el toque del vino blanco, hacen de esta preparación un clásico de la buena cocina. ¡Y te la enseñamos!

¿Qué ingredientes necesitas para preparar muslos de pollo al limón?

Para preparar unos suculentos muslos de pollo al limón necesitas estos ingredientes fragantes:

  • 2 limones
  • 3 dientes de ajo
  • 8 muslos de pollo
  • 3 ramitas de orégano
  • 1 cucharada de chalota
  • 1/2 taza de caldo de pollo
  • 1/8 cucharadita de paprika
  • 1/4 taza de vino blanco seco
  • Sal y pimienta negra, al gusto
  • 3 cucharadas de aceite de oliva

¡Enhorabuena! Ya tenemos los productos para hacer muslos de pollo al limón. Esperamos que ya tengas puesto el delantal y muchas ganas de preparar esta receta.

Preparación de muslos de pollo al limón

  • Trabaja primero con los muslos de pollo. Lávalos y, con un cuchillo afilado, deshuésalos y retira los cartílagos, grasa y parte de la piel. Luego, enjuágalos con abundante agua. Sécalos y sazona con sal y pimienta. Colócalos en un tazón.
  • Precalienta el horno a 220 °C.
  • Corta el limón en rodajas y desecha las semillas.
  • Ahora calienta una sartén grande a fuego bajo y vierte 1 cuchara de aceite de oliva.
  • Agrega los muslos de pollo con la piel hacia abajo y cocina a fuego medio hasta que se dore ligeramente, unos 10 minutos.
  • Es hora de añadir la mitad de las rodajas de limón sobre el pollo. Cocina hasta que las rodajas se ablanden y caramelicen suavemente.
  • Traslada el sartén al horno, dejando la piel del pollo boca abajo.
  • Hornea hasta que el pollo esté bien cocido, la piel esté crujiente y las rodajas de limón estén caramelizadas, aproximadamente entre 6-8 minutos.
  • Después de 8 minutos, saca la sartén del horno y transfiere las piezas de pollo a un plato grande. Colócalas con la piel hacia arriba y las rodajas de limón sobre el pollo.
  • Utiliza el mismo sartén y caliéntalo a fuego medio.
  • Mientras, corta en rodajas finas la chalota y los dientes de ajo.
  • Luego añádelos a la sartén junto con la paprika y cocina, revolviendo con frecuencia, hasta que todos los ingredientes estén fragantes, aproximadamente 1 minuto.
  • Retira la sartén del fuego y vierte el vino blanco (un Sauvignon Blanc sería la opción apropiada).
  • Devuelve la sartén al calor y cocina a fuego medio hasta que el vino se reduzca a la mitad, entre 1-2 minutos.
  • Luego agrega el caldo de pollo y cocina hasta que el líquido espese, unos 3 minutos.
  • Exprime 1 limón sobre la sartén y sazona la salsa con sal y pimienta al gusto.
  • Rocía 2 cucharaditas de aceite a la sartén y agrega las piezas de pollo con la piel hacia arriba.
  • Agita el sartén por 3 minutos para que la mezcla cubra los muslos de pollo por completo. ¡Y listo!

Acompaña con ensalada de rábanos y lechuga.