Muslos de pollo rellenos y cubiertos en salsa de limón y vino

MUSLOS DE POLLO RELLENOS Y CUBIERTOS EN SALSA DE LIMÓN Y VINO

Receta de Muslos de pollo rellenos y cubiertos en salsa de limón y vino

Los muslos de pollo rellenos son una receta muy sana y nutritivaLos muslos de pollo son una de las comidas más populares a la hora de cocinar. Además de ser baratos, son muy versátiles. Los puedes cocinar al horno, guisados o hacerlos al grill, así como lograr conseguir un delicioso caldo de pollo.

El día de hoy aprenderán a cocinar unos riquísimos muslos de pollo rellenos y cubiertos en salsa de limón y vino, que enamorarán a cualquiera que deguste su plato. Lo más maravilloso de esta receta es que no necesitas ser un experto en la cocina para lograr hacerlos, ya que son muy fáciles de preparar, lo único importante es que queden bien cocinados.

Ingredientes para 2 personas

4 muslos de pollo.

2 limones en zumo.

4 dientes de ajo.

3 cucharadas de aceite.

1 chorreón de vino de blanco (el de su preferencia).

250 gr de tocineta.

150 gr de queso rallado.

4 espárragos.

2 cebollas.

1 pimentón rojo.

Sal y especias o hierbas aromáticas al gusto.

Preparación de los muslos de pollo rellenos y cubiertos en salsa de limón y vino

Lo primero que deben hacer es lavarlos con abundante agua, quitar los sobrantes de grasas, pellejos, sangre y plumas, en el caso de tenerlas. Un dato importante de acotar es que en ocasiones, cuando los pican, les quedan algunos pedazos de órganos pegados en los contramuslos, por lo que deben limpiar muy bien, para que no los vayan a encontrar cuando estén comiendo, lo cual sería muy desagradable.

El secreto de esta receta es hacer una buena marinada en donde dejaremos macerar el pollo, aproximadamente unas 2 o 3 horas. Un consejo útil y cómodo a la hora de marinar es prepararla por la mañana y dejarlo macerando mientras estén trabajando para luego cocinar en el almuerzo o la cena.

Lo primero que deben hacer para la marinada es espolvorear los mulos con una pizca de sal, picar los ajos muy finitos para echarlos por encima y pintar los muslos de aceite, para después incorporar el vino blanco de su preferencia; una recomendación es el vino de Jerez, el cual es excelente para este plato por el sabor que aporta.

Lo siguiente que deben hacer es exprimimos el zumo de los dos limones e incorporarlo también, al igual que si desean anexar alguna otra especia. Seguidamente, dejarán el pollo cubierto con un plástico de cocina y lo meterán en la nevera durante un mínimo de 2 horas.

Relleno

Para el relleno previamente deben sacarle el plástico de cocina para así poder comenzar a rellenar, luego tienen que comenzar a cortar la cebolla en trocitos y dorarla en un sartén con un poco de aceite, cuando estén doradas apartan el sartén del calor. Lo siguiente es cubrir los muslos con la tocineta, colocan los trocitos de cebolla y el queso rallado por encima y en el centro ponen los espárragos y las tiras de pimentón rojo. Por último solo deben enrollar todo y las atan con un hilo de cocina, las colocan en el sartén para que se marcan en el sartén un poco y después las meten al horno.

Al horno

Precaliente el horno a mínimo 180°. Una vez que esté caliente, es hora de poner el pollo a hornear durante unos 35 a 40 minutos, dependiendo del tamaño de los muslos. Durante el tiempo de asado es recomendable regar el pollo varias veces con la salsa que va quedando en la bandeja, así como ir girando las piezas cada 10 minutos para que queden homogéneamente; deben tomar en cuenta que la parte de arriba se irá tostando y secando y, la parte de abajo, como esta con el vino y el zumo de limón se estará cocinando, puesto que al irlo girando quedarán las piezas doradas y cocinadas por igual.

Un dato útil es hacer unos cortes transversales de 1 cm de profundidad en los muslos para facilitar la cocción, este método hace que se penetren más los sabores cuando el pollo está marinado, además, generalmente los muslos suelen quedar un poco crudos en su interior, por lo que se recomienda verificar si están bien cocidos abriendo uno.

Otro dato deliciosos que no querrán pasar por alto, es que al dejar la piel del pollo le dará mucho más sabor, asimismo se va a tostar y quedará con una textura crujiente que a la hora de degustar los muslos serán muy placenteros.

¡A degustar!

Al sacar los muslos de pollo rellenos y cubiertos en salsa de limón y vino apenas quedará salsa en la bandeja, por lo que se puede preparar más con un poquito de vino y zumo de limón o agua.

Esta riquísima y fácil receta la puedes acompañar con lo que mejor gustes, desde una ensalada de tomates y aguacates, patatas asadas o pimientos, hasta unas papas fritas. Lo maravilloso de este plato es que queda deliciosos con lo que prefieras.

Salsa blanca

Como segunda opción podrían experimentar preparando una salsa blanca deshidratada para que su plato este aún más delicioso. Lo primero que deben hacer es derretir 2 cucharadas de mantequilla al baño maría, después agreguen y disuelvan 2 cucharadas de harina. Lo siguiente que deberán hacer es añadir lentamente 1 taza de leche e ir revolviendo hasta que se espese y condimentar con  ½ cucharadita de sal.

Cocinen la salsa durante 5 minutos más en baño maría tapado. Un dato importante de tomar en cuenta es que si se prepara en una cacerola directamente sobre el fuego deben cocinar continuamente durante unos 3 minutos para que esté listo.

Con esta salsa perfecta para los muslos de pollos harán que sus almuerzos o cenas sean inigualables, en especial, cuando están degustando en familia o con sus seres queridos. Además acompañar este exquisito plato con un vino blanco hará que su paladar y el de sus invitados se enamoren por completo.