Pollo agridulce estilo chino

pollo agridulce estilo chino

Receta de Pollo agridulce estilo chino

Este plato es una de las mejores preparaciones chinas. El pollo agridulce es una propuesta clásica, picante y a todos les encanta. Va muy bien con arroz y el secreto es la sustanciosa salsa que te enseñaremos a preparar. Así que toma nota y lúcete con tu familia.

¿Qué ingredientes necesitas para preparar pollo agridulce estilo chino?

A la hora de preparar un pollo agridulce al estilo chino utilizarás ingredientes picantes, dulces y ácidos, para crear una maravillosa experiencia gustativa. Revisa la lista:

  • Aceite vegetal o de girasol, para freír
  • 100 mililitros de soda
  • 140 gramos de harina con levadura
  • 25 gramos de harina de maíz
  • 4 pechugas de pollo sin hueso y cortadas en trozos
  • 3 cebollínes, cortados en trocitos
  • 1 chile rojo, sin semillas y picado en trozos
  • 3 pimentones rojos, cortados por la mitad y sin semillas
  • 425 gramos de trozos de piña
  • 1 taza de jugo de piña
  • 4 anís estrellado
  • 50 gramos de pasta de tamarindo
  • 100 gramos de azúcar en polvo
  • 100 mililitros de vinagre de vino de arroz

Muy bien, ya tenemos los ingredientes ahora vamos a la preparación del pollo agridulce estilo chino, que será uno de tus platos favoritos.

Preparación de pollo agridulce estilo chino

Dividiremos la preparación de pollo agridulce estilo chino en 4 pasos: salsa, espesa y agridulce; segundo la elaboración de la masa que recubrirá el pollo; el tercer punto será la preparación del pollo y, por último, el emplatado.

Salsa

  • Toma una cacerola y añade un pimentón rojo, el chile y jugo de piña; cocínalos hasta que lleguen a ebullición.
  • Tapa la cacerola y cocina por 10 minutos más. Vierte toda esta mezcla en una licuadora y procesa hasta obtener una salsa suave.
  • Ahora devuelve la salsa a la cacerola y añade los trozos de piña, los demás pimentones rojos, anís estrellado, la pasta de tamarindo, el azúcar y el vinagre de arroz.
  • Cocinar a fuego lento durante 20-30 minutos hasta que el líquido se reduzca y esté ligeramente espeso. Deja reposar y luego volveremos con ella.

Masa

  • Busca la cacerola más profunda que tengas y vierte 3 centímetros de aceite y comienza a calentar.
  • Mientras tanto, bate la soda con la harina con levadura y una pizca de sal; revolver para hacer una masa uniforme y coloca la harina de maíz en un plato.

Pollo

  • Una vez que limpies y laves el pollo muy bien, debes cortarlo en trozos medianos. Ahora cubre los pedazos de pollo con la harina de maíz y luego sumérgelos en la masa de soda y levadura. Para que sea más cómodo, trabaja por lotes entre 5-6 pedazos de pollo.
  • Con mucho cuidado fríe los trozos de pollo durante 5-6 minutos, volteándolos una vez.
  • Cuando estén cocidos, puedes colocarlos en un plato con papel absorbente.
  • Repite la operación hasta freír todo el pollo.

¡Estupendo! Vamos con el último paso: el emplatado.

  • Coloca los trozos de pollo en una bandeja. Calienta la salsa y baña a las piezas de pollo.
  • Por último, espolvorea el cebollín sobre toda la preparación.

 

¡A comer!