Pollo al horno a las finas hierbas

pollo al horno a las finas hierbas

Receta de Pollo al horno a las finas hierbas

El pollo horneado. Su inconfundible sabor. Hoy, lo combinaremos con otro sabor inigualable e inconfundible.

Las finas hierbas son un picadillo de origen galo de exagerado uso en su país de origen (Francia). Y, no para menos, en esta ocasión utilizaremos este conjunto de hierbas aromáticas para preparar un platillo flexible, y de agradable sabor y olor.

¿Estamos preparados?

¿Qué ingredientes necesitas para preparar pollo al horno a las finas hierbas?

Para esta receta puedes utilizar muslos de pollo, contramuslos, pechuga, pollo en piezas, pollo entero, como lo quieras. Es flexible la elección. Es importante que tengan piel y huesos. En nuestro caso usaremos…

  • 1 kilogramo de pechuga de pollo con piel y sin deshuesar.
  • 200 gramos de margarina
  • 2 cucharadas de hierbas finas. Si no la consigues ya preparada en algún supermercado o en tu mercado local, prepárala en casa. ¿Qué lleva? Pues, eneldo, albahaca, tomillo, apio, cebollín, cilantro, perejil, laurel, comino, romero y estragón. No todos son necesarios. La elección es tuya. ¿El secreto? Mientras más fino sea el corte, mejor será el resultado. Algunos lo licuan sin agua…
  • Aceite de oliva
  • 1 tomate
  • Media cebolla
  • 1 pimentón verde grande
  • 2 dientes de ajo
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación de pollo al horno a las finas hierbas

  • La margarina colócala en un recipiente de vidrio o plástico y déjala a temperatura ambiente. Que esté blanda.
  • Toma el pollo y desgrásalo. El jugo resultante del pollo no debe ser grasoso. Considera quitar un poco de la piel si lo crees necesario.
  • Una vez el pollo esté limpio, llegó el momento de untar sal y pimienta al gusto.
  • En el recipiente con la margarina, agrega las hierbas finas y mezcla bien hasta que quede todo junto, o casi junto.
  • Unta el pollo con la mezcla de margarina y hierbas finas. Por dentro y por fuera. No dejes un espacio en blanco.
  • En un refractario debes colocar el pollo ya untado. Si no es entero, coloca cada pieza de pollo a una distancia de manera que no estén pegadas o juntas las piezas. Por cierto… no engrases el refractario; bastante tienes con la margarina y con la grasa del pollo. ¿Bien?
  • Acto seguido cortas los vegetales en ruedas no tan delgadas. Coloca cada rueda alrededor y encima del pollo, de forma que ocupen todo el refractario. Es importante eso, ya que le dará más jugo y sabor al resultado final.
  • Finalmente agrega aceite de oliva por encima de todos los vegetales. De esta forma se hornearán y dorarán a la perfección.
  • Ahora sí: finalmente, ralla los dientes de ajo sobre todo el refractario. El sabor es exquisito.
  • Estamos listos. Precalienta el horno a 180 grados centígrados. Deja hornear el pollo por unos 20 minutos hasta media hora.

Nota: si ves que al final falta dorar, déjalo 5 minutos más a fuego máximo. Cuidado de no quemarlo. ¿Vale?