Pollo al horno con cerveza

pollo al horno con cerveza

Receta de Pollo al horno con cerveza

¿Quién no ha usado la cerveza para condimentar una deliciosa comida? Pues bien, la cerveza es un ingrediente que se presta a la perfección para la receta que traemos a continuación.  Si tu consigna es poner en práctica la inventiva, para conseguir mil maneras de disfrutar el pollo, entonces compartes la misma filosofía que nosotros. Un pollo al horno con cerveza será ideal para esos domingos relajados en familia, días en los que somos más flexibles con la dieta. ¿Estás listo? ¡A encender los calderos!

¿Qué ingredientes necesitas para preparar el pollo al horno con cerveza?

Para preparar un delicioso pollo al horno con cerveza, ten en la despensa los siguientes ingredientes (receta para cuatro personas):

  • 1 pollo entero
  • ½ limón con piel
  • 1 lata de cerveza
  • 1 rama de orégano
  • 1 rama de tomillo
  • 1 rama de romero
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • 2 cebollas
  • 1 cucharadita de ajo en polvo
  • 1 cucharadita de ají dulce o picante
  • ½ litro de caldo de pollo
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación del pollo al horno con cerveza

  • Asegúrate de limpiar muy bien el pollo, extrayendo la grasa, vísceras y posibles restos de plumas, hazlo con agua hirviendo.
  • Es momento de precalentar el horno a 200°C. Procede a mezclar en un bol o cualquier otro recipiente, los ingredientes sólidos y líquidos como el aceite de oliva, la sal, pimienta y el ajo en polvo. Lava y pela las cebollas, para luego cortarlas en juliana.
  • Ahora toca preparar la bandeja donde vas a hornear el pollo. Para ello, vierte el caldo de pollo y agrega la cebolla, para luego colocar encima las hierbas. Introduce la bandeja con esta mezcla en el horno, manteniendo la temperatura en 200°C, dejándola cocinar por espacio de 15 minutos, tiempo en el cual se reducirá este caldo a la mitad, quedando impregnado de la esencia de las hierbas.
  • Mientras tanto, vierte sobre el pollo la mezcla del aceite con la sal, la pimienta y el ajo en polvo, con ayuda de una espátula de cocina o brocha. Una vez listo el caldo, saca la bandeja del horno y coloca sobre este, el pollo. Lleva la bandeja nuevamente al horno, pero esta vez bajando la temperatura a 170°C y déjalo cocinar durante unos 15 minutos o hasta que tome otro color.
  • Vuelve a sacar la bandeja del horno y esta vez deberás verter sobre el pollo, la mitad del contenido de la lata de cerveza. Introdúcelo en el horno y sigue cocinando por intervalos de 15 minutos, sacándolo y vertiendo el resto de la cerveza. Recuerda que, para obtener una cocción uniforme, deberás dar la vuelta al pollo cada vez que lo saques del horno, de esta forma aseguras una correcta distribución del calor, al mismo tiempo que se dora por completo.
  • Cuando veas la piel del pollo ya crujiente, retíralo del horno y déjalo en reposo por unos 20 minutos antes de servir y exprime encima el limón, para darle un toque cítrico. ¡Ya tienes un pollo al horno con cerveza, que será el mejor acompañante para ver ese partido de tu deporte favorito, junto a tus amigos!