Pollo frito estilo japonés

Pollo frito estilo japonés

Receta de Pollo frito estilo japonés

Esta receta viene inspirada en los tradicionales fogones de Japón. El pollo frito estilo japonés es una explosión de sabores y aromas muy populares en los hogares y restaurantes del país asiático. Su preparación es fácil y no tardarás mucho en la cocina. Esta propuesta gastronómica es ideal para los fines de semana, donde puedes darte el gusto de gozar de un pollo jugoso por dentro y crujiente por fuera. ¡Una maravilla!

¿Qué ingredientes necesitas para hacer pollo frito estilo japonés?

Para hacer pollo frito estilo japonés necesitarás productos aromáticos, fragantes y con un toque picante. Toma nota de los ingredientes para que no te falte ninguno:

  • 4 pechugas de pollo
  • ½ cucharada jengibre rallado
  • 2 clavos de olor
  • 3 ajos, picados
  • 3 cucharadas de salsa de soja
  • 2 jalapeños, picados y sin semillas
  • 1 cucharada de vino de arroz
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de pimienta negra
  • 2 huevos
  • 1 taza de pan rallado
  • 1 taza de harina

¡Estupendo! Ya tenemos los ingredientes para preparar un auténtico pollo frito estilo japonés. Estamos seguros que será una receta de lujo para mimar el paladar de todos tus invitados. Ahora vamos con la preparación.

Preparación de pollo frito estilo japonés

  • El primer paso es limpiar las pechugas de pollo, quítale los huesos y retira la piel. Luego enjuágalas con abundante agua. Ahora corta las pechugas de pollo en pedazos del tamaño de un bocado. Coloca los recortes en un tazón y déjalos de lado.
  • Busca una bolsa hermética, lávala y sécala con papel absorbente. Añade a la bolsa el jengibre rallado, los clavitos de olor, los jalapeños, ajos, la salsa de soja y el vino de arroz. Agita la bolsa para que todos los ingredientes se mezclen.
  • ¡Perfecto! Ahora guarda los pedazos de pollo en la bolsa, séllala y vuelve a agitar para que el adobo impregne todo el pollo.
  • Lleva la bolsa a la nevera durante 4 horas. De esta manera el pollo absorberá los sabores de la marinada y tendrá un gusto divino.
  • Bate los huevos y en platos individuales coloca la harina y el pan rallado.
  • En una sartén grande vierte el aceite vegetal y caliéntalo a fuego medio, hasta que un termómetro para cocina indique 180 ºC.
  • Mientras tanto, saca la bolsa con el adobo y el pollo de la nevera. Asegúrate que ninguno de los clavitos de olor se cuele entre el pollo.
  • Primero sumerge los trozos de pollo en la harina, luego cúbrelos con los huevos y, al final, pásalos por el pan rallado.
  • Ya el aceite debe estar caliente. Fríe, con mucho cuidado, los pedazos de pollo hasta que estén dorados, de 4-6 minutos.
  • Luego, transfiere el pollo frito a una bandeja forrada con papel absorbente para drenar el exceso de aceite.

¡Listo! Sirve estos crujientes pollos fritos al estilo japonés con una sustanciosa salsa de soja con semillas de sésamo y unos ricos bollos al vapor. ¡Qué delicioso! Se nos hace agua la boca.