Receta de enmoladas de pollo

Enmoladas de pollo

Receta de enmoladas de pollo

Las enmoladas son un platillo mexicano muy común donde las amas de casa, por lo general, aprovechan el mole sobrante de otro día para hacer estas enchiladas de pollo con salsa de mole. No siempre van rellenas de pollo, existen personas que las prefieren sólo con queso, o como las enchiladas tabasqueñas, que llevan un guisado de carne molida, pero como entre la variedad está el gusto de cualquier manera quedarán deliciosas siguiendo la receta a continuación. ¡Anímate!

¿Qué ingredientes necesitas para preparar enmoladas de pollo?

Los ingredientes para realizar estas fáciles y deliciosas enmoladas son muy fáciles de conseguir, estos son:

  • 2 ½ tazas de pollo cocido y deshebrado (como 300 gramos)
  • 3 tazas de mole preparado
  • 12 tortillas de maíz
  • 3 cucharadas de aceite vegetal
  • 1 ½ taza de queso fresco mexicano rayado o desmoronado
  • ½ cebolla blanca pequeña en rebanadas delgadas
  • Lechuga y rábanos para acompañar o una ensalada a tu gusto.

Preparación de enmoladas de pollo

Algunas consideraciones o sugerencias que deberás tener en cuenta para preparar este delicioso platillo son las siguientes; prepara todos los ingredientes con anterioridad, ya que este es un platillo que requiere elaborarse de manera rápida por la naturaleza de los mismos, en caso de que desees usar mole en pasta entonces disuélvelo en una sartén con caldo de pollo hasta que se forme una salsa tersa, y por último, si tienes sobrantes de pollo rostizado también los puedes usar en esta receta. Ahora sí, continuemos con los pasos para conseguir este delicioso platillo.

  • En primer lugar necesitarás dos sartenes: uno para freír las tortillas y otro para tener el mole calentando, ten a la mano un plato cubierto de servilletas de papel de modo que ahí escurra el exceso de grasa de las tortillas después de freírlas. Coloca el sartén en que vas a freír las tortillas a temperatura media-alta con el aceite vegetal.
  • Una vez que el aceite esté caliente baja la temperatura a media, y empieza a freír las tortillas de manera rápida, volteándolas una sola vez. La textura de las tortillas deberá ser blanda, suave y sin exceso de aceite, por ello, debes ponerlas en el aceite por un período corto de tiempo, siempre chequeando, ya que si las dejas mucho tiempo en el sartén éstas se dorarán. Lleva las tortillas al plato que ya tienes cubierto con toallas de papel y ponlas cerca de la estufa para que se mantengan calientitas.
  • Una vez freídas las tortillas, ayúdate de unas tenazas de cocina y sumerge una por una en la salsa del mole. (Recomendamos el uso de tenazas con punta de silicón para que no se rompan). Pero, si lo prefieres, puedes usar tus propias manos para sumergirlas en el envase y con una espátula las terminas de cubrir con la salsa.
  • Finalmente coloca sobre un plato la tortilla ya cubierta de mole y ponle en el centro el pollo deshebrado o desmechado. ¡Voilá! Tu platilla mexicano ya está listo.

De esta manera fácil y rápida obtienes unas deliciosas enmoladas de pollo, ideales para el desayuno o solo para compartir con amigos y familia. ¡Deliciosas!